Por favor, activa JavaScript para poder acceder correctamente a todas las funciones de este sitio web.

RoHS: la directiva y su cumplimiento

¿Qué es la RoHS? Significado de la directiva europea

RoHS, acrónimo de Restriction of Hazardous Substances, es una directiva europea que trata aspectos relacionados con la electrónica y la fabricación de dispositivos electrónicos. Desde el 1 de julio de 2006, cualquier producto que se lance al mercado ha de cumplir con esta normativa, en la que se limita el uso de diez sustancias peligrosas encontradas con frecuencia en aparatos eléctricos y electrónicos (AEE). El objetivo de la RoHS es doble: por un lado, reducir la contaminación y prevenir daños medioambientales causados por estos materiales restringidos en, por ejemplo, los procesos de reciclado y eliminación de residuos y, por el otro, reducir los riesgos para la salud asociados con la exposición a los mismos.

La normativa RoHS afecta a cualquier empresa que venda, distribuya o fabrique aparatos electrónicos o eléctricos en la UE. Asimismo, aquellas empresas que, por ejemplo, vendan tales productos a un tercero que los distribuya en la UE se ven también limitadas por la directiva, aunque de manera indirecta. Al tratarse de una directiva, y no de un reglamento, es legalmente vinculante para todos los estados miembro, si bien deja cierto marco de actuación a la hora de implementarla y garantizar su cumplimiento.

Puntos clave de la directiva RoHS

RoHS (Restriction of Hazardous Substances) marking on a box with electronic product

La directiva RoHS: responsabilidad y cumplimiento de la misma

El cumplimiento de la directiva se aplica sobre los productos AEE que se comercializan en la UE, al margen de su lugar de fabricación. Esto significa que un aparato eléctrico o electrónico que contiene los materiales restringidos solo viola la directiva RoHS una vez que se distribuye o vende en la UE. Por lo tanto, la responsabilidad de cumplir con la RoHS también recae en el minorista e importador del producto, no solo en el fabricante.

Los fabricantes, distribuidores e importadores de productos AEE deben cumplir determinadas normas de documentación y etiquetado para demostrar la conformidad de los productos con los requisitos de la RoHS. Esto incluye el etiquetado de productos dentro del ámbito de la RoHS con el marcado CE, que también sirve para indicar el cumplimiento de otras normas relacionadas con la salud y la seguridad. Además, deben presentar una declaración UE de conformidad por producto, indicando que los productos cumplen con lo indicado en la directiva.

Corresponde a los organismos de control de los estados miembro sancionar el incumplimiento de la normativa RoHS, por lo que las consecuencias pueden variar considerablemente entre unos y otros. No obstante, es común que las sanciones por incumplimiento impliquen el pago de una sanción.

Más información de interés

Los grupos de productos de la RoHS en detalle

<p>Accede a información detallada sobre los grupos de productos certificados cubiertos por la directiva RoHS y descubre por qué a los artículos no eléctricos también se les puede exigir el cumplimiento de la directiva.</p>

edding Tech compact printers

Impresoras compactas de edding Tech

Conoce nuestras impresoras compactas pensadas para la marcación industrial de forma rápida, eficiente y fiable.

Las cookies nos ayudan a ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso de cookies. OK