Por favor, activa JavaScript para poder acceder correctamente a todas las funciones de este sitio web.

Productos y suministros para salas limpias

¿Por qué las salas limpias requieren suministros especiales?

Las salas limpias están diseñadas para minimizar la contaminación. Las salas limpias ISO-5, por ejemplo, tienen un máximo de 3520 partículas presentes en el aire de 0,5 µm o más por metro cúbico de aire, en comparación con los millones de partículas por metro cúbico que hay en una oficina normal. Para conseguir tal nivel de higiene, los trabajadores deben cumplir unas normas estrictas de conducta, y el equipo y los útiles que se usan en el interior de la propia sala limpia deben estar diseñados para liberar las mínimas partículas posibles. El papel común produce fibras de forma natural, al escribir con un lápiz se liberan partículas de grafito (un potencial conductor) y la tinta de los bolígrafos normales es una fuente potencial de contaminación iónica. Los productos diarios no tienen lugar en las salas limpias, por lo que se deben utilizar suministros especiales para salas limpias.

El uso de productos adecuados para salas limpias es esencial para cumplir con los estándares de la industria y la norma ISO 14644-1, aplicable a una clase de salas limpias en particular. Cada una de las nueve clases ISO (siendo la ISO-1 la más limpia) tiene su propio conjunto de regulaciones, que determinan cómo debería diseñarse la sala limpia, qué equipo utilizar y cuál debería ser el código de conducta para mantener su nivel de partículas presentes en el aire.

Suministros para salas limpias útiles para diferentes clases ISO

HEPA Filter Leak Test of Technician Clean room

¿Cómo se realiza una prueba de una sala limpia?

Una vez que se ha construido una sala limpia, es importante que se pruebe periódicamente (anual o semestralmente) para asegurarse de que sigue cumpliendo las normas de la su clase ISO 14644-1. Las pruebas de cualificación de salas limpias determinan si el diseño del flujo de aire y los sistemas de filtración funcionan correctamente, de modo que la cantidad de partículas en el aire no exceda el máximo especificado.

Estos ensayos se centran, en gran parte, en asegurarse de que el sistema de flujo de aire funcione como debería. El aire que fluye hacia la sala limpia y desde esta debe ser adecuado y, además, debe fluir sin problemas por el interior de la propia sala limpia y de una zona a otra.

A los filtros HEPA y ULPA también se les realizan pruebas para detectar fugas, y cualquier fuga encontrada es verificada para asegurarse de que el aire no filtrado no esté entrando a la sala limpia.

Por último, la concentración de partículas en el aire se mide con contadores de partículas que utilizan un principio de dispersión de la luz para medir tanto el tamaño como la cantidad de partículas por metro cúbico.

En función de los requisitos de la industria de una sala limpia, se realizarán más ensayos para garantizar que cumpla con los estándares como, por ejemplo, pruebas de temperatura y humedad de la sala limpia, así como de niveles de vibración, sonido y luz. Si los productos se utilizan en el entorno específico, también deben someterse a pruebas. Así pues, un instituto externo sometió al marcador para salas limpias 8011 de edding a pruebas de desgasificación y limpieza de superficies. Con respecto a la pureza del aire, el color negro recibió la clase 2, y el azul recibió la clase 3 de acuerdo con la norma ISO 14644-1. Este tipo de prueba también debe llevarse a cabo en otros productos para salas limpias.

Más temas interesantes sobre los que leer

edding 8011 cleanroom marker blue

edding 8011 marcador para salas limpias

Este marcador está certificado para su uso en salas limpias de clase ISO 2 y 3. Con un diseño metálico y sin etiquetas y una punta redonda de 0,6 mm, el edding 8011 libera un mínimo de partículas como polvo, es resistente al agua y a los borrones, y viene con una práctica tapa con clip.

edding 8014 laboratory marker mark on glass

edding 8014 marcador para laboratorio

Este marcador para laboratorio, certificado por la Asociación alemana de inspección técnica (TÜV), puede soportar temperaturas extremas de -183 °C a +500 °C, es resistente al agua y a la luz, lo que lo convierte en una herramienta fiable para su uso en entornos de laboratorio.

Las cookies nos ayudan a ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso de cookies. OK