Porcelana, cerámica y vidrio

Pintar cerámica esmaltada, porcelana y vidrio para hornear

Los dibujos creativos y originales no tienen por qué estar plasmados en una superficie de papel. Una hermosa vajilla compuesta por tazas y platos decorativos también puede convertirse en el objeto de nuestra inspiración, especialmente cuando contamos con un rotulador específico para porcelana. Nada da un toque tan especial a un juego de café, a un jarrón o a una huevera de cerámica como una esmerada decoración a base de adornos florales. Sólo con rotuladores específicos para porcelana es posible dibujar sobre cerámica, consiguiendo unos resultados perfectamente armonizados con la decoración de la mesa, mesillas y aparadores de la casa. En cualquier caso, las opciones son variadas: macetas de cerámica, jarras y teteras son también magníficos pretextos para dar rienda suelta a nuestra imaginación. Pintar y diseñar en cerámica vidriada nunca volverá a ser un problema.

 

Superficies pulidas y translúcidas

 

La porcelana tiene una larga historia. Relevantes descubrimientos arqueológicos parecen confirmar que la técnica de su fabricación se conocía en China hace más de 3.000 años. Cuenta la leyenda que el popularmente conocido "oro blanco" fue introducido en Europa de la mano de Marco Polo. Al célebre explorador debemos la palabra "porcelana", nombre derivado de "porcella", que es como se conoce en italiano a una especie de molusco. Desde el siglo XV la porcelana fue una mercancía de importación para la aristocracia europea, que la veía como un artículo de lujo. Los grandes señores de la época, subyugados por la belleza del nuevo material, impulsaron el "redescubrimiento" de la porcelana, que empezó a ser elaborada directamente en el continente europeo gracias a las investigaciones de un alquimista alemán y un químico fabril. Hoy en día, los objetos de porcelana –que en numerosas familias se transmiten de generación en generación dado su cotizado valor– se producen en su mayoría de modo industrial. La porcelana presenta calidades diversas según la función a desempeñar por los objetos, desde una simple taza de café a una elegante vajilla. Existen asimismo cerámicas que después de la cocción son embellecidas con un baño de esmalte adicional mediante el cual la porosa superficie original adquiere una textura impermeable y pulida. De esta manera se mejoran las condiciones para el almacenamiento de alimentos sólidos o líquidos, los objetos difícilmente se rayan y resultan más fáciles de limpiar. Como su propio nombre indica, las superficies vidriadas presentan características similares a las del vidrio con una diferencia fundamental: no son transparentes. Sin embargo, es ésta precisamente la cualidad que permite dibujar sobre cerámica y obtener resultados de extraordinaria belleza.
 

Rotulador edding para dibujar en porcelana

No todos los rotuladores valen para pintar sobre porcelana, cerámica vidriada o esmaltada y vidrio para hornear. Por ello, edding ha diseñado ex profeso su rotulador para porcelana con punta de pincel edding 4200. La punta pincel flexible de este rotulador para cerámica es ideal para trabajos finos y áreas amplias de superficies vidriadas o esmaltadas. Su aplicación consigue un resultado uniforme. Después de la cocción en horno a 160ºC, los dibujos sobre platos, tazas o vasijas no se corren ni gotean y pueden lavarse en el lavavajillas. La tinta del rotulador, de olor neutro y a base de agua, es particularmente resistente a la luz.

 

Tenga en cuenta las siguientes instrucciones antes, durante y después de decorar porcelana:

  1. Antes de empezar a decorar, limpie el artículo a fondo en el lavavajillas y utilice un detergente o alcohol desnaturalizado para eliminar las huellas o los restos de grasa.

  2. Al decorar, asegúrese de que no hay huellas innecesarias por debajo de la tinta mientras la aplica.

  3. Utilice el rotulador con punta de pincel solo con fines decorativos. Evite decorar las zonas de la porcelana que se utilizarán para cortar, comer o beber. Por ejemplo, decore el borde de un plato o el exterior de una taza.

  4. Limpieza diaria: evite que el artículo se roce, frote y refriegue contra otros elementos colocándolo en el lavavajillas de forma que no esté en contacto con otra vajilla o cubertería.

Porcelana, cerámica y vidrio para hornear

Productos apropiados para estas superficies